Publicidad

No dejarse llevar por el entusiasmo.

 

En esta época de presentación de informes es importante tener en claro los objetivos buscados, y no dejarse llevar por el excesivo entusiasmo en le que se sumerge el mercado cada vez que los resultados publicados superan las expectativas.

A esta altura del año el 70% de las compañías ya han presentado resultados. Las publicaciones pusieron a la luz, unos resultados por encima de lo esperado. La realidad es que las compañías casi siempre baten previsiones incluso en época de crisis.

Hay que tener precaución y no dejarse llevar. Corresponde analizar los datos objetivamente y no valorar la información en función de las expectativas que teníamos previamente sobre la misma.

Los resultados presentados por las empresas deben ser analizados cuidadosamente y de ello podemos inferir que la mejora de los resultados presentados por encima de las previsiones, no se basan en un aumento de las ventas, sino al recorte de costes o estancamiento de la inversión.

No deben perderse de vista los datos macroeconómicos, el paro amenaza el consumo y con este el desarrollo económico y productivo del país.

Sin duda, el escenario de fondo en este momento sigue siendo alcista, al menos hasta finales de noviembre, cuando cierre la temporada de presentación de resultados. Todavía estamos a tiempo, se podrían encontrar oportunidades aún para entrar en esta euforia de mercado y los contratos por diferencias siempre nos permiten sumarnos, ya sea a corto plazo o medio plazo, apostando por un alza o bien teniendo una previsión a la baja según el área en que decidamos invertir.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *