Publicidad

Contratos por diferencia Vs. Otros productos Financieros

 

En esta oportunidad vamos a repasar las ventajas de operar con Contratos por Diferencias (CFD´s), mediante la comparación de los puntos en común y las divergencias con otros productos financieros.

CFD´s vs acciones: Como hemos comentado anteriormente los Contratos por Diferencias pueden contratarse sobre acciones, en lugar de operar en la Bolsa directamente mediante la compra venta de estos títulos privados.

 
Si bien ambas opciones ofrecen un alto grado de liquidez, la operación con CFD´s es más cómoda, ya que son operaciones electrónicas que no implican la mediación de papeles.

 

El apalancamiento que implican los CFD´s implica que puede incrementar su inversión ya que no hay necesidad de pagar el valor del instrumento subyacente. Si bien, el riesgo es mayor, tienen un mayor beneficio potencial.

 
Con CFD´s el inversor podrá abrir posiciones cortas que no son posibles en el caso de operar directamente con acciones. Además podrá realizar operaciones de cobertura utilizando este instrumento financiero.

 

CFD´s vs warrants: Con los warrants se adquiere un derecho a comprar o vender un activo en el futuro a un precio determinado de antemano a cambio de una prima. En este caso ambos son productos derivados, por lo que están referenciados a un activo de referencia y ofrecen apalancamiento.

Los CFD´s son contratos entre el broker y el inversor, no están regulados por el mercado, ni las autoridades de bolsa como lo están los warrant.

Los CFDs permiten adoptar posiciones cortas, los warrants no. Respecto de la garantía no es necesario su aporte en el caso de operar con warrants.

 

CFD´s vs Futuros: Ambos son productos derivados que ofrecen apalancamiento y la posibilidad de abrir posiciones cortas. En ambos casos, las posiciones se liquidan diariamente. Son productos muy líquidos y requieren aportar garantías.

 

Los CFDs son contratos entre el broker y el inversor, como mencionáramos anteriormente, por lo que el mercado es ajeno a la operación, no interviniendo en el precio del subyacente como en el caso de los futuros.

 

La principal ventaja de los CFDs con respecto a los futuros es la ausencia de vencimiento, y de sus correspondientes costes de “roll-over”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *